Un compromiso con aguacate y culminó en boda con aguacates

0
187

El pasado 15 de diciembre fue un día emocionante, para el sargento Ramón Lorenzo Evangelista ya que luego de 13 años orando al Señor para que le diera la compañera idónea para su vida y ministerio se unió en matrimonio con Estefanía Mercedes Guerrero.

“Todo esto comenzó con un aguacate y terminó como debe ser, con aguacate” publicó Lorenzo en sus redes sociales.

El militar que invitó a idominicanas a la unión matrimonial, definió como “lamentable los feminicidios que están ocurriendo en el país”, algo que no logra entender y aprovechó para exhortar a los hombres que han perdido un amor o terminado una relación, “vuelvan como empezaron y a conquisten a las mujeres con detalles y valores”.

Por igual aconsejó a las parejas que pasan momentos de tribulaciones que acudan a Dios, porque él puede transformar las vidas.

Agradeció el apoyo de los médicos y padrinos de la boda Franklin Terrero y Awilda Rijo, quienes son esposos y le han dado un gran ejemplo como familia.

“Todos los preparativos de esta recepción nupcial arrancaron el mismo día que sorprendió a su prometida con el anillo de compromiso dentro de un aguacate. Y aunque no tenían los recursos, Dios les ayudó a suplir todo” contó su hermana Fiordaliza Acosta quien trabaja montajes de eventos y recepciones.

El montaje se llevaría como RD$100 mil, pero mucha gente se unió y puso su grano de arena para que la boda entre Lorenzo y Estefanía fuera una realidad. “Él tiene un grupo de amigos médicos que lo aman” dijo Fiordaliza ya que para la decoración, Jardín Constanza proveyó parte de las flores, la señora del bizcocho puso el camuflaje y también el pastel para degustar ese día; al igual el costo de la luna de miel fue un regalo”.

Para la recepción que fue realizada en el Club del Ministerio de Obras Públicas, las hermanas de Lorenzo prepararon todo lo del buffet -aunque sin aguacate- porque tenían todo encima. Grey Fiestas, suplió algunas mesas, copones, centros de mesas y demás.

La unión matrimonial se consumó luego de cuatro años de relación, tras haber conocido a Estefanía en un centro de salud de la Haciendo Estrella, donde la madre llevó su hijo al hospital, para ser atendido con una pediatra con quien trabaja el sargento.

Así iniciaron un dialogo que no prosperó, pero cuando la dama regresó a la cita, el sargento le dijo porque no le escribió, entonces le pidió su número de contacto. En lo adelante todo fluyó y en muchas ocasiones cuando se juntaban, Lorenzo notaba que Estefanía tenía aguacates en cada comida se le ocurrió la propuesta de matrimonio, que en principio planeó para hacerla en medio de un partido de beisbol, pero no se pudo.

El militar que es evangélico pentecostal dijo que se gozaron lo del compromiso, “ya que no esperaban que se virilizaría tanto” y agradeció a todos los que se interesaron”. Se siente muy honrado por la institución militar a la que pertenece, ya que publicaron su historia en el periódico del Ejercito de la Republica Dominicana (ERD).

A Lorenzo le han solicitado ir a ministrar de varios países, pero por ser militar eso lleva un proceso. Explicó no ha podido porque las instituciones castrenses se dirigen por orden y mando, y debería pedir un permiso o su baja del ERD donde lleva 17 años y los últimos seis años en el rango sargento de tres, con una adición en el Ministerio de Obras Públicas.

Por ahora, tiene proyectado terminar el Bachillerato, para estudiar contabilidad y luego teología nos dijo sonriente antes del matrimonio con su prometida.

Dejanos tus comentarios sobre esta noticia!