Gallo mata a su dueño camino a una pelea

0
1197

Nueva Delhi (CNN) – Un hombre en la India murió después de ser atacado por su gallo… cuando iba camino a una pelea de gallos.

Saripalli Chanavenkateshwaram Rao, de 50 años, fue herido en el cuello por una cuchilla atada a la pata del gallo el 15 de enero. Un portavoz de la policía le dijo a CNN que el hombre, padre de tres hijos, fue llevado al hospital, donde luego murió de un derrame cerebral.

Rao, que vivía en la aldea de Pragadavaram, en el estado de Andhra Pradesh, en el sur de la India, era un habitual en las peleas de gallos locales e iba en camino a inscribir al gallo en una competencia cuando este intentó liberarse, dijo el funcionario de la estación Kranti Kumar.

Pelea de gallos en la India, imagen de archivo. (Photo credit should read BIJU BORO/AFP via Getty Images)

Las peleas de gallos han sido ilegales en la India desde 1960. Sin embargo, el uso de animales en eventos similares sigue siendo un problema en el país, según Gauri Maulekhi, administrador de la fundación India for People.

“Los delitos se han dejado muy claros y han sido explicados a las autoridades del distrito y del estado, pero eligen hacer la vista gorda. No es solo por entretenimiento que estos animales están obligados a pelear, sino que también es debido a las fuertes apuestas y juegos de azar que se producen en relación con estos eventos”, dijo Maulekhi.

Kumar dijo que la pelea de gallos local siguió adelante sin ningún arresto.

Una sentencia de la Corte Suprema de la India en 2014 dejó en claro la ilegalidad de la pelea de animales en virtud de la Ley de Prevención de la Crueldad contra los Animales del país. En 2015, Maulekhi usó esa sentencia para intervenir en una petición de un tribunal estatal para levantar la prohibición de las peleas de gallos, y la prohibición fue confirmada.

“No creo que la cultura tenga nada que ver con eso: es puramente un juego de dinero y la histeria se hace cargo, la razón y la lógica simplemente pasan a un segundo plano de tal manera que ni el bienestar del animal ni el bienestar de la gente son suficientes para detenerlo”, dijo Maulekhi.